Ser libre financieramente es una tarea que deberías considerar como una de tus prioridades.

Solo piénsalo. El dinero te da acceso a una gran cantidad de beneficios que sin duda hacen de tu vida algo mucho más placentero y no solo eso, también te da la posibilidad de ayudar a muchas más personas de las que podrías ayudar si no tuvieras ni un centavo.

Mi objetivo principal no es que te vuelvas una persona rica. Mi objetivo es que alcances tu libertad financiera y que disfrutes de la vida al máximo.

Si, ya puedo escuchar a muchos que estarán diciendo “El dinero no lo es todo y tampoco es lo más necesario para ayudar a las personas”… Lo entiendo, yo también pensaba así. Pero la vida me ha dado la oportunidad de experimentar lo contrario y por eso les dejaré 12 pasos para alcanzar la libertad financiera.

 

1. Haz lo que te gusta


Si  no sientes pasión por tu propio negocio, ¿quién la sentirá?, sentir una gran devoción por lo que haces te ayudará durante esas largas noches de trabajo, y el gran esfuerzo que realices pasará rápidamente y te traerá más satisfacción y gozo que cualquier trabajo de 9 a 5.

 

“Prefiero ser un fracaso en algo que amo que un éxito en algo que odio.”  George Burns

 

2. Reúne al equipo correcto


Aunque sientas la tentación de contratar a un clon de tí mismo, una de las decisiones empresariales más fundamentales consiste en saber a quien permitirás incorporarse al equipo. Piensa en esto: Tú no permitiraías que cualquier persona entrara a tu casa. ¿Porqué lo haríamos en el negocio? 

Si nos fijamos un poco en las mejores compañias del mundo, entenderíamos que siempre buscan a las personas con más aptitudes para realizar un trabajo en concreto. En pocas palabras "No dejan entrar a cualquiera a su casa".



3. Cultiva el talento


Una vez que hayas incorporado a las personas correctas, comenzará el verdadero trabajo. Conoce a tu gente a fondo y no solo su currículum, ayuda a tu personal a fortalecerse, facilitales los recursos, la autoridad y los medios para lograr sus objetivos exitosamente, y actúa como un mentor conforme a sus necesidades.

 


4. Equivócate rápido y a menudo


Aprende rápido de tus errores, con frecuencia, esto incluye admitir que te equivocaste, pese a que admitirlo es difícil, cuanto antes lo hagas y pase al Plan B (o al Plan C o D, llegado el caso), más rápidamente descubrirás qué es lo que funciona y qué no. Hoy en día, la rapidez es importante.

 

“ Está bien celebrar el éxito, pero es más importante prestar atención a las lecciones del fracaso”  Bill Gates



5. Entregua el liderazgo


No pienses que toda decisión tiene que pasar por ti. Cuando entregues el liderazgo a personas expertas en un área determinada, verás que su poder aumentará a medida que esas personas encuentren la motivación para presentarte las mejores y más brillantes ideas.



6. Las ganancias a largo plazo siempre superan a las ganancias a corto plazo

 

Aléjate de la mentalidad  "Corto Placista". Cuando dés los primeros pasos con tu empresa, siempre serás tentado con la posibilidad de aprovechar todas las situaciones que te prometan un incremento rápido de dinero, sin embargo, si tú haces esto a costa de la sostenibilidad de tu modelo empresarial, en poco tiempo descubrirás que perdiste tu empresa.

 

By Teo Ovalle

 

[ Leer Parte 2 ]

 

+ Artículos