A las personas de nuestra época les han vendido una fórmula que promete un resultado maravilloso que al parecer se ha propagado como un virus incontrolable que nos ha hecho más mal que bien, al menos en el tema financiero:

 

Educación + Títulos + Obtener un buen empleo= “Éxito”

 

Wow…

 

¿En serio?...

 

Pues te daré mi punto de vista. No estoy en contra de la educación formal, por el contrario, me encanta recomendarle a las personas que busquen una carrera que los apasione y que les sirva como apoyo para el emprendimiento que quieran ejercer o para su proyecto de vida personal.

 

Lo que no apoyo es que hagan una carrera universitaria con el único fin de conseguir el diploma, colgarlo en la pared y decir: “Soy alguien…”

 

Que tontería. Lastimosamente así es como muchos piensan. La finalidad de la carrera universitaria debe ser:

 

-Conseguir nuevos amigos que puedan ser futuros clientes o socios.

-Hacer contactos de calidad con directivos y maestros

-Darle un plus a mi marketing personal

-Desarrollar un lenguaje más profesional y técnico en mi área.

 

¿Ves la enorme diferencia?

 

Obviamente no es necesario tener un título universitario para ser exitoso, pero si tienes la posibilidad de hacerlo y lo más importante, te gusta hacerlo, entonces adelante.

 

Te diré algo que posiblemente ya escuchaste … sin riesgos no hay beneficios.

He aquí regla de 3 que no te enseñan en la universidad y en la escuela:

 

1. NO DEPENDAS DE UN SUELDO

 

“El sueldo hoy está, mañana quizás no” - Juan Diego G.

 

La mayoría de las personas inician su vida financiera trabajando por un sueldo. Con el propósito de capitalizar, ahorrar e invertir para mejorar y alcanzar sus metas. Pero aunque muchos afirman que un sueldo es sinónimo de estabilidad, yo de ti, me lo pensaría más de 2 veces antes de aceptar esa premisa.

 

Primero: Una mentalidad de empleado te puede dejar “estéril” económicamente, y la “comodidad” que un sueldo genera, no permitirá que desarrolles tu genio financiero.

 

Segundo: Muchas empresas sí generan estabilidad, pero difícilmente generarán riqueza para sus trabajadores.

 

Ser empleado no está mal, lo malo es tener mentalidad de empleado. Si tu mentalidad es siempre de la empleado ten por seguro que nunca vas a progresar de la manera que más deseas.

 

Recomendación: No es necesario que tomes decisiones a la ligera. Pensar en que debes salir a emprender sea como sea y sin siquiera tener la menor idea de lo que debes hacer, podría ser una pésima idea si toda la vida has trabajado como empleado.

 

En alguna ocasión escuche a alguien decir “Mientras trabajas deberías inflar tu llanta de repuesto”.

 

Lo que quiso decir es que debes crear una nueva fuente de ingresos que compita con tu sueldo.

Te daré algunas ideas:

 

-Comprar maquinas expendedoras y ubicarlas en puntos estratégicos (súper importante esto último)

-Si eres buen cocinero, entonces sácale provecho a esa habilidad. Prepara emparedados, empanadas, postres o cualquier cosa que tus amigos de trabajo te puedan comprar en horas de refrigerio. (Esta idea es muy rentable incluso con pocas ventas)

-Compra acciones. Actualmente puedes comprar acciones hasta con 50 dolares.

-Publica tus servicios en redes sociales. Te apuesto a que muchos de tus amigos no saben en qué trabajas o qué servicios prestas.

-Vende por Internet. Actualmente es muy seguro y te será de gran ayuda.

-Crea vídeos en YouTube. JAJAJA no te sorprendas, es muy en serio que te lo digo. Muchas personas necesitan aprender aquello que tu sabes (Esta opción es de largo plazo, pero ¿quien dice que no puedas ser la proxima estrella de YouTube


 

2. ADQUIERE ACTIVOS, NO PASIVOS.

 

 “un Activo pone dinero en mi bolsillo. Un Pasivo saca dinero de él”- Robert Kiyosaki

 

Aquí es donde el juego del dinero se pone interesante.

 

Este es el mejor secreto (no tan secreto) de todos los ricos.

 

¿Recuerdas el juego de Monopoly? Básicamente en este punto es donde comienzas a jugar Monopoly pero versión gigante.

 

La idea es que generes tantos activos como puedas y en lo posible que te den ingresos residuales en los cuales tu no tengas que intervenir para que funcionen.


 

Algunos Tipos de activos:

  • Inmuebles para rentar

  • Libros, música o videos que te generen ingresos

  • Acciones

  • infoproductos

  • páginas web

  • Taxis o vehículos de servicio público

  • máquinas expendedoras

  • páginas de redes sociales con influencia

  • Negocios

  • franquicias

  • Marketing Multinivel

  • Tu cónyuge*


 

Algunos Tipos de pasivos:

  • Tu casa (obviamente es un pasivo necesario, pero lo dejaré en la lista)

  • Préstamos personales

  • Tu T.VJ (Uno de los pasivos que más perjudica, ya que no solo te quita dinero mensualmente sino también, tu valioso tiempo)

  • Deudas de tu tarjeta de crédito

  • La mensualidad de tu auto

  • La hipoteca

  • Cualquier tipo de deuda con intereses

  • Tu cónyuge*


 

*Nota: Si... sé que notaste ese pequeñísima particularidad. Pero es la realidad. Tu pareja te ayudará a volar para llegar más lejos o por el contrario será quien te corte las alas.

 

3. PÁGATE A TI PRIMERO

 

“No gastes tu dinero antes de ganarlo.” -Thomas Jefferson

                                                                         

La frase “págate a ti primero” proviene del libro: El hombre más rico de babilonia, de George Clason.

 

Infortunadamente, muchas personas son las que conocen este consejo, pero la verdad son muy pocas las que lo aplican.

 

Para realizar este sencillo hábito se requiere de mucha disciplina, y te lo digo porque personalmente fue bastante complicado desarrollarlo con mi propia vida, ya que mes tras mes había presión económica sobre mi por parte de mis acreedores.

Entonces ¿por qué debo pagarme a mí primero?

 

  • Porque es la única forma que te garantiza que siempre habrá dinero disponible para que lo inviertas en tu columna de Activos antes de pagar tus gastos mensuales.

  • Recuerda que solo la alta presión transforma un carbón en diamante. Quiero decir, que tu cerebro a raíz de trabajar bajo presión, comenzará a generar ideas que te permitan conseguir el dinero para solventar tus gastos.

 

**Nota: No estoy diciendo que debamos ser irresponsables y no paguemos nuestras deudas. Lo único que espero, es que te pagues a ti primero para que inviertas en tu columna de activos y que ésta genere los ingresos que necesitas para salir de tus gastos.


 

Éstas son las reglas que debes aplicar si eres nuevo en el mundo de las finanzas y el emprendimiento. Tal vez ya las conocías o probablemente ni siquiera sabías de su existencia. Lo importante es que las aplicas y se conviertan en un hábito de tu diario vivir.



OK, El articulo está BRUTAL Teo, pero...

¿Y el bonus?

¿Y los $5.000 dólares?


 

Tranquilos Millonarios… Ya se devoraron el plato principal y no pienso dejarlos sin el postre.


 

Click Aquí:   ( proximamente enlace )


 

Me despido con esta frase:

 

“Hacerte rico es como jugar monopolio… la persona que pueda acumular la mayor cantidad de activos gana el juego” -Noel Whittaker


 

By Teo Ovalle

+ Artículos